Paseo de los Deseos

 

Cada diciembre vuelve a renacer una esperanza colectiva El Paseo de los Deseos es una invitación a renovar nuestras ilusiones y expectativas para nuevos tiempos venideros.

El punto central del Paseo de los Deseos es el #ÁrbolNavideño, en el que confluye un paseo interactivo para conocer la obra en una propuesta virtual de navegación que nos permite saber cómo fue el proceso de construcción, quiénes participaron y cómo se ensambló la obra. Además, a través de esta plataforma virtual, vecinas y vecinos de la ciudad podrán dejar sus deseos para el 2021.

El Árbol de Navidad, es una una intervención urbana con perspectiva sostenible basada en la reutilización de materiales recuperados y reciclados. Construye una confluencia entre la participación ciudadana, la responsabilidad ambiental, la expresión y apropiación del espacio público, y el desarrollo de conocimientos y aprendizajes socioeducativos que se materializan en la política pública municipal.

Simboliza el impacto del esfuerzo de vecinos y vecinas de la ciudad con el reciclaje, promoviendo el cuidado del ambiente. Pero también representa un faro para la política municipal en materia de sustentabilidad y cuidado de nuestro mundo. 

El Paseo de los Deseos, es una muestra en acción, una invitación visual a interpelar los sentidos. Un espacio para disfrutar, reflexionar y construir deseos para lo que se viene.

Bucear de todas maneras

 

Pude ver la obra de Pablo en pleno proceso, antes de hablar con él. Cómo ir metiéndome en cuevas y encontrar criaturas extrañas colándose entre cosas familiares, al menos gran parte de las que están en el paisaje de nuestras casas. Me hizo acordar a cuando podía descubrir formas entre las nubes.

Charlamos y lo primero que me dijo fue “soy un apasionado del buceo que nunca pude practicar”. Después me contó la anécdota de los veranos en la casa de sus tías. A la hora de la siesta cuando no podía volar una mosca, con sus hermanas y primos, tiraban cosas al fondo de la pileta para hundirse a buscarlas. Era el juego silencioso mientras los grandes dormían.

No me había puesto a pensar en lo sigiloso que es el buceo. Pero sí, (…) las imágenes de gente cubierta de neopreno entre peces y corales moviéndose con lentitud están siempre en fondos de pantalla, en monitores de salas de espera y videos de música relajante en YouTube. De alguna manera están por todas partes y al mismo tiempo son lejanas.

Me llamó la atención que Pablo se declara un apasionado por algo que dijo nunca pudo practicar -fue como el suspiro de un enamorado platónico-. ¿Es posible sentir pasión sin practicar? Por algún lado en internet aparece que la raíz de esa palabra (practicar) es «atravesar de parte a parte». Algo que nos atraviesa quizás se hace carne e indistinguible de nosotros mismos.

Pensé en el arte, la poesía; o más bien en las ideas sobre el hacer arte. El ideal de retirarnos del mundo con sus quehaceres “más triviales”: tender la ropa, o cocinar una torta, participar de un grupo de WhatsApp con madres del jardín; dejar todas esas cosas “insulsas de la vida” para entregarnos por entero a bucear en algún un mar lejano de los que aparecen en los fondos de pantalla.

No podemos evitar aquello que nos atraviesa «de parte a parte» como una lanza al tender ropa o pelar papas, o más bien el estar atravesados mientras el cuerpo sigue el ritmo de esas labores, porque esa lanza no está en nuestra carne, es la carne misma. Incluso aunque desconozcamos su existencia, tanto como a los peces que yacen en tarros de Cif. Quizás el silencio que deviene a hundirnos nos permita verlos, descubrir ese mundo acuático vasto y misterioso a riesgo también de ahogarnos.

No sé qué pasaría si quienes no traemos tubos de oxígeno decidimos no bucear, pero es probable que, si perdemos a todos esos buceadores sin tubos, el mundo se pierda de humanos capaces de formar branquias*.

Candelaria Aguado

*Las branquias o agallas son los órganos respiratorios de numerosos animales acuáticos, mediante los cuales se extrae el oxígeno (O 2 ) disuelto en el agua y transfiere el dióxido de carbono (CO2) al medio. Branquia. (2020, 29 de septiembre). Wikipedia, La enciclopedia libre.

Una obra como propuesta colectiva

 

La propuesta nace de una intervención en el Parque Educativo Norte en el marco de la propuesta artística #BuceoUrbano. De esa experiencia surge la iniciativa de construir una propuesta para instalarla en navidad. 

Un equipo formado por la Dirección de Parques Educativos, el Parque Educativo Noroeste, Córdoba Obras y Servicios y el artista Pablo Escribano, llevó adelante el diseño y la instalación de la obra. 

La construcción del #ÁrbolNavideño se realizó en el Centro Verde de Zona Norte con la colaboración de trabajadores y trabajadoras del lugar. La obra quedará instalada durante el período de festejos navideños como una instalación que embellece nuestra ciudad. 

El árbol tiene una extensión de 8 (ocho) metros de alto por 7 (siete) de diámetro. Para construirlo se utilizaron 22 metros cúbicos de materiales acopiados en los centros verdes de la ciudad. Los materiales decorativos son plástico bazar y soplado (bidones de agua y lavandina),  mangueras de piletas y de riego, juguetes, sillas plásticas, tapas de recipientes plásticos.

Los elementos reciclados de diversos colores serán iluminados con lámparas LED desde el interior, generando un juego cromático y lumínico acorde a las fiestas de fin de año.

Imaginemos juntos el Futuro

 

Te invitamos a que compartas, en tus redes sociales, tu postal usando el hashtag #PaseoDeLosDeseos.

Además, si querés participar del proyecto, podés compartirnos tus deseos para el 2021 en el espacio de aquí abajo.

Start typing and press Enter to search